Si supiéramos que el mundo se acaba mañana, nosotros hoy todavía te diríamos que plantaras un árbol.
   
  AGA
  El Boleto Indigno del Transporte Público Argentino
 


Entrevista a: - Luis LIENDRO creador de los formatos institucionales de los Consejos Municipales de Discapacidad en la Provincia de Buenos Aires y ex - coordinador general del Consejo Municipal de Discapacidad de la Municipalidad de La Matanza: Buenos Aires 02/04/2008

La cultura del incumplimiento y las complicidades políticas de algunas empresas del transporte público argentino hacen que no se cumplan con lo normado para la integración de las personas con discapacidad.

“EL BOLETO INDIGNO DEL TRANSPORTE PÚBLICO ARGENTINO”.

¿Específicamente en qué medios de transporte pueden viajar gratuitamente las personas con discapacidad y concretamente que se necesita presentar para hacer uso de este derecho de gratuidad del servicio público de transporte automotor?

Respuesta - Indiscutiblemente, debe entenderse que las personas con discapacidad en todo el ámbito de la Republica Argentina tienen que viajar gratis, en los trenes, en los colectivos de corta, media y larga distancia y en los subterráneos, siempre que estos medios de transportes dependan del control de la autoridad nacional y en su efecto, analógicamente las Provincias y/o Municipios hayan adherido con sus propias normas, los que no están incluidos son los medios privados, el transporte aéreo, fluvial y marítimo, por otro lado el requisito imprescindible es poseer el certificado de discapacidad para acceder al derecho de gratuidad para viajar en los distintos tipos de transporte terrestre, dicho certificado debe estar expedido por las autoridades competentes según cada jurisdicción en conformidad con lo puesto en el articulo 1º de la ley 25504, en el orden Nacional se viaja exhibiendo el certificado de discapacidad y un documento que identifique al beneficiario, en el caso de la exhibición de fotocopias del certificado de discapacidad, las firmas y sellos de los funcionarios Nacionales, Provinciales y Municipales habilitados para certificar que son copias fieles del original, deben ser originales en tinta azulada, en el caso de las Provincias y los Municipios las situación es diferente, en las jurisdicciones provinciales hay que tramitar una credencial y en las jurisdicciones Municipales en su mayoría hay que tramitar un pase libre por cada línea local, otra cuestión son las personas ciegas que por razones especiales deban viajar con un perro guía, tienen que solicitar una autorización extendida por la secretaria de transporte respectiva, en el caso de la solicitud de pasaje de larga distancia, el interesado debe concurrir con una antelación de 48 horas, a la ventanilla de la prestataria, munido con la credencial o bien el certificado de discapacidad y la respectiva documentación del solicitante a los efecto de solicitar su pasaje y el de un acompañante según corresponda, indicando la fecha de ida y vuelta, horario, destino y causa u origen del viaje si corresponde responder, para tales fines la boleteria esta obligada a entregar un comprobante de recibo de dicho pedido, indicando fecha y hora del viaje, en el caso de no poder acceder al requerimiento del día y/u horario solicitado por el interesado, la prestadora esta obligada a asegurarle la posibilidad de viajar en el primer servicio inmediato siguiente, tal situación tiene que ser explicada expresamente al interesado para que dicha eventualidad quede aclarada por las partes.

¿Qué disconformidad ve usted en el servicio público de transporte de pasajeros en relación al sistema de integración social de las personas con discapacidad?

Respuesta - Principalmente veo un total desconocimiento de las indiscutibles finalidades dispuesta por las leyes 22431, 24314, 25635 y 25644, por parte del empresariado y funcionarios implicados en estas normativas, que están dispuesta para neutralizar las desventajas que provoca la discapacidad y la integración social de los mismos, también tengo que entender que en este contexto social pareciera ser que estamos transitando una generalizada intolerancia social y cultural que tiene efectos muy desfavorables para la convivencia ciudadana, razón por la cual no entiendo, porque no cambiamos todo este estado de cosas, dejando los egoísmos de lado, tampoco quiero escuchar mas al funcionario del gobierno que me diga “admitimos la falencia y estamos trabajando para revertir la situación” “no tengo autoridad” “no se puede” de esta frase estoy bien hartos, estamos harto de que las autoridades no se hagan cargo de las responsabilidades que les competen, estamos hartos del habitual agravio de algunos empleados y chóferes incomprensibles e incompetentes, estamos hartos de los inoperantes que no hacen nada, como para señalar algunas de las tantas disconformidades, yo ni nadie puede justificar el incumplimiento de las obligaciones legales y en este sentido te hacen parecer que sos un ignorante, cuando justificas la legitimación de un derecho a quienes tienen el compromiso de su cumplimiento, si nos remitimos a la historia, desde que se instauro el colectivo en la Argentina, debo decir, que por cuestiones solidarias las personas con discapacidad nunca necesitaron ningún tipo de pases o acreditaciones para viajar, pero las cuestiones cambiaron por imposición del lucro, desde allí, es que se empiezan a normatizar estas desventajas para equilibrar una política de integración social de las personas con discapacidad, en este sentido el derecho de gratuidad otorgado, fue para viajar gratis a los establecimiento educativos y de salud, la tarea no acabo ahí se siguió trabajando sistemáticamente con el esfuerzo de especialistas, diversas organizaciones y el estado; con el advenimiento del Decreto Nacional Nº 38/04, posibilito que el derecho de gratuidad en el transporte publico sea considerado una causa de integración social, aquellas que permitan a la persona con discapacidad compartir situaciones familiares, comunitarias, asistenciales, educacionales, laborales, o de cualquier índole en un lugar distinto al de su domicilio, el logro alcanzado por este derecho, es parte del sistema ya instalado e instaurado como "sistema de protección integral de las personas discapacitadas" además de la tutela que nuestra Constitución Nacional le otorga a la discapacidad desde las diferentes ópticas y de la ramificación de normativas que tiene la ley 22431, en ese sentido el reconocimiento del derecho esta y es conocido en parte por la sociedad, seria inaceptable permitir que se cumpla la ilegalidad, las sanciones por incumplimiento deben ser implícitamente multadas, pero por lo poco que se hace, pareciera ser que las penalidades son para los usuarios, me pregunto, quien controla la ilegalidad en este país, muchos ciudadanos honrados, podemos manifestar la ilegalidad que martiriza a los sectores vulnerables y con este tema estoy envolviendo la ilegalidad para que comencemos a actuar y al que tiene el poder de decidir tome las medidas concretas y definitivas, vasta ver las denuncias efectuadas en la Defensoría del Pueblo de la Nación y de la Ciudad, en el INADI en la CNRT, en la Justicia, es mas puedo decir que el plazo de regulación del servicio público de trasporte terrestre para las personas con discapacidad están vencidos no solamente una vez, sino están agotados dos veces, este servicio y las mayorías de las unidades del parque automotor no alcanzan ni minimamente para cumplir con las pautas establecidas en las leyes, ni tampoco satisfacen las necesidades de las personas con discapacidades motoras y/o personas con movilidad reducida, el empresariado sabe de que normativa hablo, es decir en números totales del parque automotor del país, el 25 % de los colectivos son o han sido adaptados, la mitad de ellos son inaccesible para las personas con discapacidades motoras, aclaro que un decreto o una resolución no puede estar por arriba de un ley y aquí no se derogo ninguna ley, en el área metropolitana hay 9500 unidades de las líneas que van desde el 1 al 199, de este total 1900 tienen plataforma elevadoras que en la mayoría de los casos no la usan, aludiendo en algunos casos desperfectos técnicos porque los mecanismos se encuentra empastados por la tierra y que para ello hay que desarmarlos y limpiarlos, después están las otras rampas donde el chofer se baja para colocarlas, están los colectivos de piso bajo que son pocos solo tiene un asiento accesible, su frecuencia no son muy habituales en las líneas y los fines de semana son muy difícil de localizarlos, a esto hay que sumarles la actitud incomprensibles de desgano y sociabilidad que tienen algunos chóferes que conducen estos tipos de transporte, por otro lado, el organismo que debe velar por el cumplimiento de lo esta normado, allá por el año 1997, estableció un cronograma de habilitación o renovación de las unidades, de haberse cumplido ese cronograma hoy tendríamos un 40 % de colectivos adaptados para las personas con discapacidad, pero como se “prorrogo” y amplio la vida útil de las unidades a 15 años, es decir hasta el año 2012 tendremos que esperar la modificación de las unidades actuales, yo espero que empecemos o reflexionemos desde el corazón, ante la injusticia que se provoca impidiendo a estas personas desarrollar al máximo el restos de sus capacidades y vocaciones al mismo tiempo su integración con el resto de la sociedad, para que quede claro definitivamente lo que expongo es un menoscabo de los derechos humanos que debemos revertir en el día de hoy, espero que en el día de mañana todas estas personas que están vinculadas con el transporte publico Argentino, sean mas razonables.

¿Qué disconformidad ve usted de los usuarios del servicio público de trasporte automotor, ferroviario y subterráneo?

Respuesta -
En este sentido hay una falta total de insensibilidad y respeto hacia los beneficiarios con discapacidad, para describir un cuadro de situación sobre este tema me tengo que remitir a un vasto listado burocrático y de incumplimientos implementados que se trasformo en una práctica habitual que emplean con las personas con discapacidad, con tal de deslindarse responsabilidades y otros fantasmas que se creen ver donde no los hay, todas estas burocracias son practicadas, desde cualquier ámbito que hablemos, que puede estar bien para los que la implementan, pero a los complejos trastornos de peregrinación de un lado a otro, de idas y venidas, etc. y etc., siempre la tenemos que padecer las personas con discapacidad, en este sentido les pido a las organizaciones del sector un compromiso mas concreto con la temática, al estado y al empresariado del transporte les pido mas sensatez y soluciones precisas a los fines de revertir todo este estado de situaciones bien conocidas por todos, como es el tema de la accesibilidad, del sector sindical necesitamos de su cooperación para que capaciten a los chóferes en relación al trato cordial y de ayuda que podrían tener con las personas con discapacidad, del mismo modo les pedimos al sindicato de taxi, remises y a los otros sectores del transporte publico, entre otras cosas debo señalar que lleguemos al absurdo de tener tantas complicaciones para poder viajar, habiendo pasado 15 años con tantas normativas que exhortan una conversión mas accesible en el transporte para las persona con movilidad reducida, por ello pido que este mensaje trascienda para que la sociedad también contribuya con su actitud y esta sea una responsabilidad compartida entre los usuarios del transporte de larga distancia cuando compren sus pasajes exigiéndoles que no le vendan los asientos que son reservados para las personas con discapacidad; en cuanto a las disconformidades de los usuarios, que mas podría yo agregar si es archí conocida por los millones de usuarios, a partir de allí ponente en el lugar de las inimaginables dificultades que tienen las personas con discapacidad para utilizar estos servicios de transporte públicos, como para mostrarle un par de ejemplos y de la desconsideración cultural que hay de los chóferes, es de suponer que ellos tienen una formación para ser chóferes profesionales de estos servicios, como puede ser, lo veo a diario, soy testigo habitual por que me lo hacen a mi, los colectiveros te ven que sos una persona con discapacidades motrices, pero como no se dan cuenta, te paran el colectivo y en cuanto pisaste el primer estribo ya están poniendo en marcha el colectivo, a pesar de que ni siquiera colocaste las monedas de tu boleto, ni te sentaste, ellos no se dan cuenta que para el discapacitado es bastante complicado mantener el equilibrio cuando estos colectivos están en marcha y el tema esta que con esta actitudes estamos complicando varias situaciones, para la empresa, para la continuidad laboral del chofer y poniendo en riego la vida de estos pasajeros, las quejas las podes escuchar minuto a minuto en todas las paradas, cualquier usuario te puede decir, “espere tanto al colectivo y encima que le hago señas siguen de largo” “vienen tan apurados con los horarios, que ni siquiera se arriman al cordón o te paran metros mas adelantes” “en las horas pico, el descontrol para viajar se pone bravo y lo que se generaliza es la intolerancia”, todas estas ingratitudes no justifica que estemos lidiando todos contra todos, si pudiéramos por la salud de todos, tanto empleados, chóferes como pasajeros aprender y practicar un poco mas de educación y de buen trato, quizás la cosas serian diferentes para todos; Volviendo al principio con el listado burocrático, en concreto para acceder a este beneficio de gratuidad en el transporte publico, el primer paso es solicitar al medico tratante o al establecimiento de salud estatal donde se atienda, una síntesis de la historia clínica, en segundo lugar hay que solicitar a la junta medica pertinente, -según la región sanitaria que le corresponda al domicilio-, la certificación de la discapacidad, este documento es imprescindible para todos los tramites que realizan las personas con discapacidad, en tercer lugar, si uno vive en la Capital, tenes que pasar por la secretaria de transporte para que te certifiquen la fotocopia del certificado de discapacidad y ya con ello viajas en los colectivos de la Ciudad, en los trenes y en el transporte de larga distancia, en el subte hay que presentar cada 6 meses el certificado de discapacidad a Metrovias y te entregan un abono para viajar y esto sigue así en las Provincias, donde el tema es diferente, en esas jurisdicciones tenes que presentar además del certificado de discapacidad, el DNI y una foto para que te otorguen una credencial y con ella estas habilitado para viajar en los ámbitos Provinciales y en los Municipios tenes que ir al área de discapacidad que tenga la Municipalidad y solicitar el pase para viajar por cada línea local, es decir si necesita dos líneas para trasladase tiene que tramitar dos pases, presentando obviamente el certificado de discapacidad una foto y el DNI en fotocopias y con mucha suerte estos pases libre se lo entregaran al mes y medio o dos, en cuanto al transporte ferroviario estamos al día con la anarquía del incumplimiento de accesibilidad donde falta todo, puentes y escaleras sin barandas, elevadores que no funcionan, rampas inaccesibles, desniveles entre el anden y los vagones, señalizaciones, falta de baños especiales, ventanilla bajas, etc. en la red subterránea concretamente son pocas las estaciones con escaleras/ascensor, en muchas de las estaciones faltan barandas en las salidas y entradas o al comienzo y finales de las escaleras, pisos y escalones antideslizantes y otras prohibiciones mas.

¿Cuál cree que son los principales motivo de denuncia que las organizaciones y los usuarios con discapacidad le atribuyen a las empresas del servicio público de trasporte de pasajeros?

Respuesta -
Insisto con el desconocimiento del tema y como para que los muchachos no estén harto, si los funcionarios siguen estando sin resolver el problema, yo diría que por el bienestar general y cuestiones éticas al meno le pido que demuestren su competencia en sus funciones y si no están a la altura de la circunstancias de los problemas sociales, traten de buscarse otro cargo o bien podrían renunciar a la función publica por la tranquilidad de los contribuyente, por otro lado, como es posible que un integrante de la cámara que agrupa a estos empresarios del sector, diga en una ocasión “nosotros no tenemos una estadística concreta de cuantos son los usuarios con discapacidad” obviamente lo abra dicho por desconocimiento, porque de echo las personas con discapacidad que mas necesitan utilizar el transporte publico no lo pueden hacer por lo que es de publico conocimiento y varios motivos mas, no hay que quedarse solamente con la negativa de los pasaje, aquí hay mucha mas indignación que soportan las personas con discapacidad, que quieren estudiar, trabajar, rehabilitarse, integrarse, pero la injustificada exigencia de la burocracia van en el mismo camino de esta global problemática del transporte publico, comenzando por tramitaciones hasta innecesaria en las Provincias y Municipios, las demoras de tiempo que se pierde en el ir y venir para obtener la credencial del pase que tardan entre un mes y dos en entregarlas, en donde se tramita estos pases o solicitas otra tramitación tenes que soporta la espera de media mañana, porque están creada las “ventanillas exclusivas” y con los horarios prefijados para la atención de las personas con discapacidad, estos inconveniente sinsentido neutralizan mas las desventajas que tienen los discapacitados, siguiendo con la lista de mortificaciones, todos sabemos que los colectivos tardan dos horas y media en terminar su recorrido, si a la persona se le pasó el que supuestamente va preparado para sus necesidades o el denominado piso bajo, lo tiene que esperar demasiado tiempo para poderlo tomar, porque estas unidades son muy escasas en todas las líneas de colectivo tampoco hay una información cabal de los horarios y frecuencias de estos colectivos, también tenes aquellos chóferes que evitan parar el colectivo cuando ven discapacitado en la parada, porque para ellos implica demorar su recorrido y esto se agrava cuando los chóferes por desconocimientos de los tipos de discapacidades, discuten y maltratan habitualmente al usuario de pases, ya que no conocen ni diferencia bien las discapacidades viscerales y mentales leves, para ser preciso y cortito este tipo de usuarios a la vista del chofer no tiene una apariencia de ser personas con discapacidad y ellos son los enfermos cardiacos, epiléptico, diabéticos, los HIV, los enfermos con insuficiencia respiratoria, mentales leves, los insuficiencia renal crónica terminal, entre otros que viajan por tratamiento de rehabilitación a dializarse a estudiar etc. todas estas trabas culturales de maltrato y discriminación que se ponen de relieve hacen que no se pueda viajar con dignidad, porque también tenes que discutir para que te arrimen al cordón, para que te paren en tal esquina, de porque viajas con acompañante, de que si no tenes la credencial, no te dejan viajar a pesar de que te ven que estas con muleta, bastones, silla de rueda o el bastón blanco, en diferente Municipios Provinciales es frecuente que por cambios meteorológicos los colectivos dejen de pasar por sus recorridos habituales por varios días, también se podrán ver que muchas de estas unidades locales se caen de a pedazo por lo vieja que están, en una ocasión escuche en una parada de colectivo de habilitación Municipal, “para subir a algunos de estos colectivos antes te tenes que poner la vacuna antitetánica” a pesar de esto ningún policía ni inspector comunal se interesa en hacerle la boleta o multarlos, a estas quejas hay que sumarles la sistemática burocratización que emplean los empresarios a través de cierto empleados novicios de las mencionadas prestatarias y que en algunos caso se llega al maltrato gratuito, con la excusa de retacear la emisión de pasaje de larga distancia en épocas estivales y de fiestas, refiriendo siempre que el cupo esta superado por mas de 20 a 30 días a pesar de que son tajante en la información, tampoco estas respuestas así porque si de las prestatarias, se condicen con las disposiciones vigentes, por otro lado, la Defensoria del Pueblo de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires tiene comprobado el sin número de irregularidades que incurren estas empresas del transporte público, entre lo detectado e informado por estos organismos, manifiestan que: La mayoría de las empresas no cuentan con unidades adaptadas para el acceso de personas con discapacidad o movilidad reducida; tramites inexistentes como condición para la gratuidad del viaje; horarios de atención restringidos para discapacitados; el trámite de solicitud de pasaje con antelación de 48 hs. se toma como una “reserva del pasaje”; las empresas prestatarias adoptan una actitud de “evaluación” para otorgar el pasaje gratuito cuando se solicita con el tiempo mínimo que describe la ley de 48hs.; no extensión del comprobante del tramite de pedido de pasajes 48horas antes; entrega de un “papel” fotocopiado en lugar del pasaje; solo entregan un cupo de 2 lugares -titular y acompañante- como máximo por unidad; las mayoría de las empresas no garantizan la gratuidad del pasaje de regreso; es habitual que no tengan derecho a los servicios de refrigerio o comida durante el viaje; en muchos casos la persona con discapacidad deben pasar a retirar los pasajes por otro lugar que no es la boletería de expendio normal, sino que en esos casos se los envía a las administraciones de dichas empresas que en general se encuentran en las afueras de la ciudad o lugares alejado de las terminales de ómnibus. Todas estas improcedentes actitudes pedestres y arbitrarias que exigen algunas prestatarias, son indiscutiblemente ilícita y no tienen ningún sustento legal para no cumplir con lo normado y el Decreto Nacional Nº 38/04; miren lo ilógico de los que implementan estas disposiciones discordantes, si utilizamos la tablita del 10 % que utiliza un organismo internacional para medir el porcentaje de habitante con discapacidad en una población dada, y al azar tomamos una Provincia como puede ser cualquiera, en este caso La Rioja con una población de 327.384 habitantes, el 10 % de su población puede tener discapacidades diferentes, que pasaría si el 1 % de la población con discapacidad -según este porcentaje serian estimativamente de 327 habitantes-, viajaran por diferente motivos a la Capital Federal, el total de este conjunto de personas tardarían en regresar a su Provincia, aproximadamente unos onces meses, porque las prestatarias limitan a una plaza, es decir un discapacitado por micro y el servicio de salida de estos micros son uno por día, si utilizamos estos cálculos, imagínense cuanto deben esperar en algunos caso las personas con discapacidad para poder viajar desde cualquier punto del país. Además quiero seguir haciendo hincapié para que de una buena vez, retomemos en serio con la palabra “compromiso”, todos sabemos que en la viña del señor hay de todo y para todo, con esto quiero decir que hay gente mala, buena, honesta, deshonesta, lo que no sirve y lo que sirven, en resumidas palabras en este contexto nos encontramos con el hacer diario de la tarea social del militante, otra palabra que reivindico, porque ser militante, es renunciamiento, es aquel que tiene en la vida una causa más importante que su propio destino, una causa que se inspira en el amor, la dedicación, los ideales, la lealtad asía los desamparados, pero en la actualidad a menudo se milita sin convicción y creo que esto se diferencia con la vieja idea de ser un militante social o político, la fisonomía del militante de hoy no me interesa, porque son todos empleados transitorios del referente político de turno, es mas tanto el político como el “militante” actual son todos iguales, en cuando dejaron de cobrar en una ventanilla se pasan a otra, se acuerdan de la palabra adoctrinar, hoy la remplazaron por la “caja”, como ampliaron la preferencia del clientelismo político, por la crisis de representatividad de los cuantiosos referentes políticos y del vaciamiento ideológico que lograron en los partidos políticos tradicionales y otras entidades, hoy todas estas cuestiones pasan por la billetera, diría que para el grueso de esta gente todo esta mercantilizado, casi ni les interesa los temas y problema sociales, lo que si importa, es que el conjunto de la sociedad empiece a pensar, como esta gente, se deja de tomarte como pelotu…, por ultimo creo que por mi trayectoria tengo autoridad para hablar de estos temas, también digo que están aquello pequeños y grandes grupos que viven legalmente de la discapacidad, que no discuto ni incrimino y que merece ser escrito en otro momento, porque tengo mucha letra para darle, para mejor es que no son desconocido, sabemos muy bien quienes son, que hacen y como actúan estas entidades, que a la hora de plantear soluciones pareciera ser que estas están atadas vaya a saber a que, será que uno no entiende los términos medios tibios, de ciertas cosas, estas o no estas comprometido esa es la razón o el punto, a modo de reflexión, bien vale una definición del escritor Ernesto Jauretche; “Militante no sólo es un ser sensible a la injusticia. Militante es aquel que, voluntariamente, asume como propias las necesidades de la mayoría y lucha con ella hasta conquistar los derechos que las satisfagan”.

¿Cómo señalaría el rol del Organismo que se ocupa de verificar el cumplimiento de las normas sobre el derecho de gratuidad del pasaje para las personas con discapacidad?

Respuesta -
Aquí y en todas partes del mundo son de publico conocimiento las dificultadas de accesibilidad global que tienen las personas con discapacidad, en la cual ya es abundante la cantidad y calidad de las normativa existente entre ella tenemos la ley 25635; los fines de estas leyes están redactados con total claridad para compensar las desigualdades que limitan ciertos derechos fundamentales de las personas, que puedo agregar yo como ciudadano o la sociedad, si existen organismos específicos que efectivamente tienen todas las herramientas legales y precisas para fiscalizar y optimizar las políticas publicas o se pretende que el contribuyente haga el trabajo que deben hacer los funcionario, en este sentido conociendo la situación de funcionamiento de algunas estructuras gubernamentales, mas la inexistencia que hay de un sistema sancionador que realmente sancioné en serio las inobservancias de estos indiscutibles derechos y la falta de facultades ejecutivas de áreas y funcionarios competente, hacen pensar que frente a este contexto se haga categóricamente difícil pronosticar medidas eficaces sobre entornos accesibles en el transporte publico, sino como se explica los 15 años de mansa inacción, que pregona la sociedad por los incumplimientos inalcanzable de ciertos derechos, también sabemos que hay noticias gubernamentales de que se están solucionando algunos problemas para que la gente normalice su vida y puedan tener las oportunidades que se merecen, pero en la realidad cotidiana estas cosas que dicen estar haciendo no alcanzan porque las inaccesibilidades están presente por donde quieras que transite, también tenemos las habituales noticias en los periódicos nacionales cargadas de denuncias echas por los organismos gubernamentales y no gubernamentales de las diferentes irregularidades del servicio público de trasporte automotor, ferroviario y subterráneo, -aprovecho para aplaudir la labor de apoyo que recibimos a diario de todas las Defensorias del Pueblo de la Republica Argentina-; una de las tantas noticias decía: “son cada vez mas las personas con discapacidad que recurren a la justicia por ciertas restricciones en el transporte publico”, en otro comunicado leo que “una Jueza dicto una medida cautelar para que un familiar acompañe en el viaje a la persona con discapacidad motora”, sigo leyendo otras noticias, “la Defensoría de la Ciudad podría haber labrado 5.000 actas, en la terminal de Retiro pero prefirieron hacer 160 para dejar que actué el interventor de la CNRT; porque sin acta no se puede sancionar a las prestatarias”, en ese sentido en la CNRT se puede corroborar que para poder sancionar con una quita en el subsidio del gasoil a las prestatarias tiene que estar denunciada, esta disposición están previstas en el Decreto 118/06, por otro lado dicen que están contempladas multas que oscilan entre los 750 a 3750 pesos, en este sentido la CNRT lleva un Registro de Conductores Denunciados, para que se tenga en cuenta cuando estos chóferes renueven sus Licencias en el Departamento Psicofísico pertinente, pese a esto la CNRT refiere que son pocas las denuncias que efectúan las personas con discapacidad en relación a las 9148 denuncias que recibieron en periodos anteriores por diferentes irregularidades, pasando a otras jurisdicciones las quejas siguen siendo desatendidas en donde te da la impresión que nada importa hacer bien las cosas, como es el caso de algunas Provincias y distritos Municipales donde los reclamos son varios entre ello esta que no pueden obtener el pase libre en tiempo y forma para trasladarse en las empresas de colectivos locales y de media y larga distancia, indudablemente es indiscutible estar lidiando con estas gravísimas deficiencias, si dijéramos que no hay organismos para que atendieran estos requerimientos, están existe estos organismos controladores para que las cosa salgan y se hagan bien, entonces pensemos porque no se hacen bien las cosas, es de esperar que la juventud, de la generación por venir no tenga que seguir lidiando con “el boleto indigno del transporte público Argentino”.

Repasando todo lo expuesto y con su experiencia de haber implementado la normalidad de los Pases Municipales en la Provincia de Buenos Aires, ¿como se resuelve este irritante asunto?

Respuesta -
Siempre fui generoso en este sentido de generar ideas para otros, modestamente me gusta que levanten mis ideas, como se que lo hacen los tomadores de decisión, que en definitiva beneficia a muchas personas y a mi también, este tema no es sencillo, eso ya lo sabemos, pero el estado tampoco debe vivir excusándose de no poder tomar algunas medidas puntuales para paliar las deficiencias, aquí la protección jurídica esta, el gobierno, los empresario, los empleados, los chóferes, la justicia saben perfectamente el rol que les corresponde hacer en sus funciones, a modo de síntesis, lo que puedo agregar sin establecer prioridades de las necesidades que se plantean en la problemática del transporte publicó, modestamente se puede ir contemplando algunas diligencias para mejorar este sistema instalado del derecho a la gratuidad del transporte publico, en primer lugar para revertir esta injustificada situación segregacionista y de maltrato que habitualmente tienen que aguantar las personas con discapacidad en el viajar cotidiano por los diferentes transporte públicos, pasa por que estamos perdiendo una cultura de respeto, estamos cayendo en una intolerancia egoísta y casi generalizada socialmente, estas cosas no se cambian con leyes, aquí nos esta faltando una cultura de la discapacidad para que las cosas cambien, como es posible que desde el gobierno se gaste enorme sumas de dinero en campañas redundante sobre el juego de azar y otras publicidades intrascendente, cuando por otro lado hablamos de la crisis que transita el país, lo obvio seria no promover el juego ni empobrecer mas a la sociedad, lo que quiero decir con este mensaje o ejemplo, es que el gobierno se tiene que obligar a tomar como política de estado el tema global de la discapacidad y no quedarse con una o dos visiones de la discapacidad, que para sus políticas son pobres o enfermos, aquí lo que hay que intensificar son campañas positivas en relación a un cambio cultural, diría que resulta necesario concientizar una cultura de la discapacidad, para que ese cambio nos lleve a ser una sociedad responsable, donde todos respetáramos la diversidad de todas las personas por igual, estas cosas son importantes de una política publica, un ejemplo de morosidad del gobierno, nunca se vio ni se ocupo de promover ni concientizar con una campaña publicitaria, el tema del derechos de gratuidad ni los entornos accesibles en el transporte publico, estos temas nadie dudaría en calificarlos como importante como para que el conjunto de la sociedad lo conozca, entienda y ayude en lo que le compete a cada uno como ciudadanos, ya que por diversos motivos podemos estar involucrados, aquí no es que seamos un grupo de muchachos o instituciones que siempre estamos lidiando por estos derechos, sino que este es uno de los sectores mas vulnerables que tiene la Republica Argentina la tasa de habitantes con discapacidad es de mas de 3.800.000 niños, jóvenes y mayores con diferentes tipos de discapacidades, según datos oficiales, en uno de cada cinco hogares vive una persona con discapacidad, en tal sentido me párese injusto que este tema tenga una vieja historia de escasas diligencias y cumplimientos, además me llama la atención de la ingratitud de los burócratas de las diferentes épocas que pasaron sin dejar logros concretos de inclusión, tampoco hay que creer demasiado en esos ostentosos informe o balance de gestión que te muestran, si en la practica todo sigue igual, por cierto no tengo que demostrar que estoy equivocado si la realidad de los incumplimientos, las contradicciones y los lugares siguen estando inaccesibles, se ven no se puede negar ni ignorar que no se hace nada con las cuestiones que expongo, por eso le cuento a los muchachos, que cuando vayan a votar, se acuerden de estos funcionarios, hay que entender que en dos años de gestión el funcionario que no resuelve parte de las tareas que le incumben, no sirve porque no tiene vocación para servir, lo tienen que renunciar o darle otro trabajo, en la Argentina del 2008 los tiempo están agotados para que rentemos funcionarios sin conocimiento; Volviendo a la pregunta inicial, insisto necesitamos que el gobierno se comprometa con el tema de fondo mas que con la ayuda, indudablemente hay que instalar positivamente una serie de campañas culturales en relación a paliar estas carencias culturales de accesibilidad y transporte, poniendo énfasis en la concientización para que todos cooperen en la global realización de los entornos accesibles, si esto es mucho pedir, desde ya están condenando a que miles de personas con discapacidad no salgan a ninguna parte desde su domicilio, creo que con decirlo ya me invade la indignación de esta situación; En cuanto a ponerle traba a lo normado no tiene sentido, salvo que se derogue lo ya se estableció como “Derecho de Gratuidad” para las personas con discapacidad, si no miren lo que dicen las normas, en cuanto a infracciones de las disposiciones legales que incurran las prestatarias del servicio público de transporte, sometidos a la fiscalización de la autoridad Nacional, allí están establecidas bien clarita en el “Régimen de Penalidades por Infracciones a las Disposiciones Legales y Reglamentarias en Materia de Transporte por Automotor de Jurisdicción Nacional”, dicha normativa le otorga a las dependencias pertinentes, un instrumento jurídico idóneo para sancionar las conductas violatorias de la normativa vigente, dentro de estas sanciones están establecidas las multas las cuales se gradúan según las infracciones incurridas, cada una de la sanciones van de 100 a 20.000 boletos mínimos o se gradúan al equivalente del precio del gasoil al momento del pago de la multa, también existen penalidades para los funcionarios, previstos entre los Artículos 1112 del Código Civil de la Republica Argentina, no soy entendido en estas penalidades, pero aproximadamente son así las cosas, lo que cabe en el corto plazo, es que las partes pongan mas voluntad y vayan arrimando soluciones y no tantas exigencias, también la UTA puede ayudarnos, no porque muchos de sus afiliados tengan hijos con discapacidades, sino por una cuestión de colaboración; Sobre este mismo punto dejo sentado otra de las tantas inquietud para que se implemente, así fuere necesario colocar una calcomanía en todos los colectivos con la leyenda “las personas con discapacidades motrices suben y se sientan con el colectivo detenido y especialmente descienden en cualquier esquina”. Por ultimo en cuanto a la credencial del “Pases Libre” creo que resultaría conveniente que estudien la presente proposición de actualización de la mencionada credencial, ya que redundaría en optimizar los recursos que actualmente se utilizan y que modestamente lo considero muy favorables para todos, gobierno, prestatarias y beneficiarios, a los efectos de eliminar la burocracia innecesaria, las irritaciones y disconformidades, el despilfarro de tiempo y recursos humanos y en su consecuencia quedarían eliminados los miles de “pases y/o carnet” apócrifo que circulan por todo el país, la propuesta la tengo estudiada desde que regularice la organización de tramitación y entrega de pases libre en el distrito Municipal, mas extenso y poblado del país, como es La Matanza, por ello entiendo que a tale fines se debería implementar la creación de una tarjeta plástica personalizada con formato único y Nacional de la credencial del pase libre para todo el transporte publico Argentino y que cuyo numero de identificación personal de la tarjeta sea el numero de documento del titular que de esta forma garantizaría su inviolabilidad y con otros códigos de seguridad que considere pertinente la autoridad gubernamental, como se implementa todo este procedimientos, es muy sencillo me escribe a mi correo electrónico y le explico como llevarlo a cabo, aclaro por si ya se esta pensando, si soy parte de una consultora o una empresa comercial por el estilo, nada de esto hay, lo único que hay es compromiso de militante con la cusa de la discapacidad. Muchas gracias por su tiempo.

Información suministrada y difundida por Luis Liendro

©2008.-La presente información contenida en este reportaje a sido colocada en crudo y sin correcciones, tampoco debe interpretarse como asesoramiento legal. Se prohíbe su reproducción total, por cualquier medio mecanico sin expresa autorización por escrito del autor.
 
  Gracias por visitarnos usted es el 32490 visitantes (65904 clics a subpáginas) ©Luis Liendro  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
El Equipo de la AGA pide disculpa, ya que por falta de recursos, el contenido de este portal y/o algunos documentos, no son aptos para algunas personas con discapacidades visuales.